j.j.
  quienes somos
 

Somos la Iglesia del Nombre de Jesús que cree:

"Ninguna profecía de la Escritura es de particular interpretación, porque la profecía no fue en los tiempos pasados traída por voluntad humana, sino los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados del Espíritu Santo". (2 Pedro 1:20,21).




ARTÍCULOS DE FE

UN SOLO DIOS VERDADERO
Creemos en el solo Dios viviente, eterno, infinito en poder, santo en naturaleza, atributos y propósitos; y que posee divinidad absoluta e indivisible. Este solo Dios verdadero se ha revelado a SI mismo como Padre, por medio de su Hijo, en la redención; y como el Espíritu Santo por emanación. (I Corintios 8:6; II Corintios 5:9; Efesios 4:6; Joel 2:28).
La Escritura hace más que intentar, probar la existencia de Dios: Ella afirma, asume y declara que el conocimiento de Dios es universal. (Romanos 1:19, 21, 28, 32; y 2:15). Dios es invisible, inmaterial, sin partes, sin cuerpo y por lo tanto libre de toda limitación. El es Espíritu (Juan 4:24), y "el espíritu ni tiene carne ni huesos..." (Lucas 24:39).
"El Primer mandamiento de todo es: Oye Israel, el Señor nuestro Dios, el Señor uno es". (Marcos 12:29). (Deuteronomio 6:4). "Un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todas las cosas, y por todas las cosas, y en todos vosotros". (Efesios 4:6).
Este solo Dios verdadero se manifestó a Si mismo en el Antiguo Testamento de varias maneras, en el Hijo cuando caminó entre los hombres, y como Espíritu Santo después de la ascensión.


EL HIJO DE DIOS
El solo Dios verdadero, Jehová del Antiguo Testamento, tomó sobre Si mismo la forma de ser hombre, y como el hijo del hombre, nació de la virgen María. Como Pablo dice: "Y sin contradicción, grande es el misterio de la piedad: Dios ha sido manifestado en carne; ha sido justificado con el Espíritu; ha sido visto de los ángeles; ha sido predicado a los gentiles; ha sido creído en el mundo; ha sido recibido en Gloria". (I Timoteo 3:16).
"A los suyos vino y los suyos no le recibieron". (Juan 1:11). Este solo Dios verdadero, se manifestó en la carne, es decir en su hijo Jesucristo", porque ciertamente Dios estaba en Cristo reconciliando el mundo, a Si, no imputándole sus pecados..." (II Corintios 5:19).
Creemos que "En El (Jesús) habita toda la plenitud de la Divinidad corporalmente" (Colosenses 2:9). "Por cuanto agradó al Padre que en El habitase toda la plenitud (Colosenses 1:19). Por lo
tanto, Jesús en su humanidad era hombre; en su Divinidad era y es Dios. Su carne era el cordero o el sacrificio de Dios. El es el único mediador entre Dios y el hombre. "Porque hay un Dios, a sí mismo un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre". (I Timoteo 2:5).
Jesús por parte de su Padre era Divino, por parte de su madre, humano; por eso fue conocido como el Hijo de Dios y también como el Hijo del Hombre, o el Dios hombre. "Porque todas las cosas sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice: todas las cosas son sujetadas a él, claro está exceptuando aquél que sujetó a él todas las cosas". (I Corintios 15:27). "Más luego que todas las cosas fueron sujetas, entonces, también el mismo hijo se sujetará al que sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todas las cosas en todos (I Corintios 15:28). "Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, que es y que era y el que ha de venir, el Todopoderoso" (Apocalipsis 1:18).






 
  hasta ahora an entrado 2845 visitantes¡Aqui en la página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=